Caminos de la Evangelización: Puebla y Ciudad de México

• RUTA DE FRAY TORIBIO DE BENAVENTE

Fray Toribio de Benavente, también conocido como Motolinía, fue un religioso franciscano que nació en España a finales del siglo XV y murió en México en 1569. Fue uno de los doce misioneros que llegaron a México en 1524 para convertir a los indígenas al cristianismo.

Aprendió el idioma náhuatl y defendió los derechos de los nativos, aunque también apoyó la conquista española. Fundó varios conventos y participó en la fundación de la ciudad de Puebla.

Escribió obras históricas sobre la cultura y las costumbres de los pueblos mesoamericanos, que son fuentes valiosas para el estudio de esa época. Su legado se refleja en las tradiciones religiosas y culturales de los estados de Puebla, Tlaxcala y Ciudad de México, recorreremos el camino que lo llevó a ser considerado uno de los apóstoles mexicanos.

Puebla, Tlaxcala y Ciudad de México son tres estados que comparten una rica y diversa herencia cultural y religiosa, fruto de la fusión de las civilizaciones prehispánicas y el legado colonial español. En estos lugares se pueden apreciar las manifestaciones artísticas, gastronómicas, históricas y festivas que reflejan la identidad y el orgullo de sus habitantes. Visitaremos algunos de los atractivos turísticos más importantes de esta ruta de la mano del legado de Fray Toribio de Benavente.

Itinerario

Día de arribo a la ciudad de México con asistencia en el aeropuerto y traslado privado al hotel en una zona céntrica de la ciudad. Cena de bienvenida y descanso.

El primer día inicia visitando la Basílica de NS de Guadalupe, una meta de peregrinaje que revela la ternura y compasión de una madre que bendice y protege a sus numerosos visitantes. En este santuario se puede celebrar la misa de inicio de la peregrinación, para después realizar una visita a la Catedral Metropolitana de la ciudad, baluarte religioso, arquitectónico y artístico donde confluye el arte virreinal y colonial. El día transcurre paseando por las calles del centro histórico de la gran ciudad de México, escuchando, admirando y conociendo una nueva cultura. Por la noche es altamente recomendable asistir al majestuoso Palacio de Bellas Artes, punto de encuentro de arte y cultura mexicana e italiana.

Nuestra ruta comienza por Pahuatlán, pueblo mágico en donde se han mantenido antiguas tradiciones náhuatl y otomí. Comenzamos con una visita a la parroquia del Señor de Santiago, para después visitar el centro del pueblo. Sigue la visita a la comunidad de otomíes, San Pablito, ubicada a 20 minutos de la región, donde visitaremos talleres en donde elaboran papel amate, el papel más antiguo del país, hecho de la corteza de los árboles amate, jonote y morena. Se recomienda también visitar Ahila una pequeña comunidad que ofrece una hermosa vista panorámica de Pahuatlán y Atla una comunidad Nahua donde se encuentran vistosas prendas bordadas por mujeres de la comunidad.

Continuando con nuestra ruta nos dirigimos a un pueblo mágico rodeado de bosques, montañas y lagunas, Huauchinango. Este pueblo, perfumado por sus flores, recibe con los brazos abiertos a los visitantes para que puedan apreciar la influencia de la cultura chichimeca. Comenzamos la visita con la parroquia de la Asunción rodeada de un mural que representa la flora y fauna de la zona. A unos pasos encontraremos el Santuario del Señor en su Santo Entierro, el antes exconvento agustino cuenta con una sencilla decoración con sus paredes de piedra expuesta y un mural del artista Raúl Domínguez. Visitaremos la presa de Tenango en donde se puede dar un paseo en lancha y apreciar los paisajes naturales y probar la trucha, cocinada de diferentes maneras. Por último, visitaremos la plaza de la constitución, ubicada en el corazón del pueblo. Se recomienda visitar el mercado de las flores, pues debido a su tierra fértil, cuentan una enorme variedad de flora.

Seguimos nuestro itinerario y llegamos a la huasteca poblana en donde nos encontramos con Xicotepec, pueblo mágico de costumbres místicas. Aquí la naturaleza es uno mismo con el pueblo, ya que Xicotepec es una región montañosa con ríos que abrazan al pueblo y le dan vida. Aquí visitaremos la parroquia de San Juan Bautista, un colorido y contemporáneo templo, que antes era un monasterio. Después caminaremos hasta el Palacio Municipal, que alberga al preciado Teponaztli (instrumento musical zoomorfo, legado de las tradiciones prehispánicas) y un mural de Felipe Castellanos en donde se retrata la vida del pueblo. Después visitaremos el museo casa Carranza, dedicado al ex presidente Venustiano Carranza. Por último, visitaremos Xochipilli, un monolito remanente de lo que fuera el templo mayor de Xicotepec que conserva restos de la cultura olmeca. Se recomienda visitar el mirador de la cruz celestial en donde se pueden apreciar hermosas vistas de Xicotepec y la Sierra Norte Poblana.

En este día se propone un viaje al pasado en Cuetzalan, pueblo mágico en donde siguen viviendo una cultura náhuatl. Este pueblo es hogar del quetzal, de hecho,

de ahí proviene el nombre Cuetzalan. Comenzamos la visita con el Templo de San Francisco de Asís o mejor artesanías típicas de la comunidad. Si se visita Cuetzalan en fin de semana, los domingos hay un tianguis dominical el cual es considerado Patrimonio Cultural de la Humanidad. Lo especial de este mercado es que los locales asisten con sus vestimentas típicas y en vez de utilizar dinero, hacen un intercambio de objetos (trueque).

Visitaremos la Casa de Cultura de Cuetzalan, una antigua casona donde procesaban café, ahora alberga el Museo Etnográfico Calmahuistic donde se expone la historia prehispánica de Cuetzalan y se exhiben piezas recolectadas de Yohualichan y trajes típicos.  Por último, visitaremos la zona arqueológica Yohualichan, construida por los totonacas y otomíes en donde se pueden apreciar 6 estructuras. Se recomienda visitar el mercado de artesanías Matachiuj.

Retomando nuestra ruta llegamos a Tlatlauquitepec, un lugar que parece estar cerca del cielo. En este pueblo mágico su gente es calmada y amigable y sus paisajes te harán sentir en un paraíso. Nuestra primera visita será la parroquia de Santa María de la Asunción, dedicada a la patrona del pueblo, su interior está cubierto en madera tallada con detalles preciosos. A un costado encontramos la Casa Cural, el antes convento franciscano que ahora exhibe pinturas del artista Zacapoaxteco Luis Toral Gonzales. Después iremos a la plaza de armas, rodeada de portales y árboles, donde se podrá degustar de sus famosos licores de hierba Yolixpa. Después visitaremos el santuario del señor de Huaxtla, una gran iglesia que semeja una cruz latina y unas hermosas bóvedas de concreto. Se recomienda visitar la Iglesia del Sagrado Corazón y subir a su campanario para ver el cerro cabezón a la distancia o si estás en busca de aventura, visitar el Cerro Cabezón un monolito con cuevas en donde se puede realizar turismo de aventura y apreciar sus horizontes llenos de naturaleza.

Seguimos nuestro camino y llegamos al pueblo mágico Zacatlán de las manzanas, ubicado en la sierra norte de Puebla. En Zacatlán se encuentran los principales productores de manzanas en México, por ello su peculiar nombre, pero este pueblo tiene más que ofrecer que manzanas, es un lugar lleno de montañas, ríos, cultura y emblemáticos vitromurales.

Visitaremos el Museo de la Relojería Alberto Olvera Hernandez, la primera fábrica de los relojes monumentales de América Latina. A un costado encontraremos la plaza cívica, en el centro del pueblo, en donde visitaremos el particular Reloj Floral, el primero fabricado en todo el mundo, decorado con flores de amaranto que le dan vida y color al centro y con nueve melodías diferentes que indican el cambio de hora cada día. Siguiendo con la visita caminaremos por el pueblo hasta llegar al colorido y enriquecedor mural “El paseo de la Barranca de los Jugueros” un vitromural, de 96 metros de longitud, que en 12 mosaicos narra la historia de Zacatlán. Después visitaremos la parroquia de San Pedro y San Pablo, construida con el fin de desaparecer la orden franciscana y que entregaran todos sus bienes a la iglesia diocesana. Por último, visitaremos la fábrica El Convento 1567, una fábrica en donde producen sidra de manzana y ofrecen un recorrido con degustación de sus productos.

Siguiendo la ruta y a unos escasos minutos nos encontraremos con el pueblo mágico Chignahuapan cuyo significado en náhuatl es “lugar donde abunda el agua”. Un lugar lleno de paisajes inolvidables y donde la navidad no es una estación sino un estilo de vida. Nuestra primera visita es la Basílica de la Inmaculada Concepción, la basílica te recibe desde la entrada hasta el altar con pinturas de los pasajes bíblicos que narran los acontecimientos más importantes de la fe católica. Al llegar al altar nos encontraremos con una estatua de la virgen María con Jesús en brazos, la virgen más grande de América Latina con 12 metros de altura. Después nos dirigimos a la plaza de la constitución donde visitaremos la colorida parroquia de San Santiago. Saliendo de la parroquia nos encontraremos con el colorido quiosco del pueblo, hecho completamente de madera de estilo mudéjar con una fuente interna. Después visitaremos la laguna de Chignahuapan donde se puede pasear en lancha, pescar o simplemente disfrutar de la vista. Esta laguna es mejor conocida por su festival de la luz y la vida en donde hacen un ritual a finales de octubre. Despuésse visita el castillo de la esfera, un inmenso taller en donde se puede ver a los artesanos producir las esferas de vidrio soplado y por supuesto comprarlas al final del recorrido. Por último, visitaremos la Casa del Axolote, un museo en donde una familia se dedica al cuidado e investigación del emblemático anfibio de México. Se recomienda visitar la curiosa iglesia del honguito, su nombre se debe a que un campesino encontró un hongo con la imagen de Jesucristo crucificado y debido al milagro decidieron construir una iglesia en ese lugar.

La ruta sigue hasta llegar a Tlaxcala, uno de los estados más pequeños de México. Empezamos nuestra ruta con el ex convento franciscano, donde Fray Toribio de Benavente residió. En el templo se puede ver una fachada de gran sencillez ornamentada con los símbolos franciscanos. Después visitaremos el yacimiento arqueológico Cacaxtla, en donde podemos apreciar los murales prehispánicos con sus pigmentos originales, que nos cuentan sobre nuestros ancestros. Nos desviaremos y a un kilómetro de la ciudad nos encontraremos con la basílica de Nuestra Señora de Ocotlán, que destaca por su fachada blanca entre dos torres. Regresamos a Tlaxcala y llegamos al centro de la ciudad para pasear por el zócalo y visitar los puestos artesanales donde podrás encontrar Talavera Tlaxcalteca (nombrada Patrimonio Material de la Humanidad). Después nos desplazamos a Las Escalinatas, un homenaje a los héroes de la Independencia y de la Revolución. Después de subir sus 250 escalones este monumento regala una vista panorámica inolvidable de la ciudad. Por último, visitaremos el Palacio de gobierno, donde se pueden ver unos coloridos murales en donde se plasma la historia de Tlaxcala. Se recomienda tomar el tranvía que te lleva por toda la ciudad.

Nuestra ruta también incluye la visita del pueblo mágico de Cholula, un pintoresco pueblo repleto de iglesias, cultura e historia. Su nombre tiene como significado “agua que cae en lugar de huída”, pues aquí llegaron los grupos Toltecas después de su expulsión de Tula. Comenzamos nuestra visita con la zona arqueológica de Cholula y la visita del conjunto conventual de San Gabriel, levantado por los Franciscanos sobre un templo dedicado a Quetzalcóatl. Aunque su fachada es sencilla, por dentro exhibe grandes bóvedas con hermosos detalles y pinturas que cuentan la vida de San Francisco de Asís. Después visitaremos la Plaza de la Concordia donde se encuentran los portales más grandes de México con 170 metros de longitud. Aquí se pueden encontrar comercios locales en donde se puede comprar artesanías e incluso probar su deliciosa gastronomía típica. Seguido de ahí visitaremos el Templo de San Francisco Acatepec, considerada como una de las obras maestras del barroco mexicano con su pintoresca fachada cubierta de mosaicos de talavera. Por último, visitaremos el emblemático Santuario de Nuestra Señora de los Remedios, construido sobre la gran pirámide Tlachihualtepetl, y a un costado del volcán Popocatépetl, sin duda una experiencia inolvidable.

Se recomienda visitar el museo de la Talavera que exhibe piezas prehispánicas y virreinales. También se recomienda cenar en Container City un lugar elaborado a base de contenedores marítimos en donde alojan restaurantes y bares, sin duda un respiro más moderno.

Tomamos un tren de Cholula y llegamos a la bella capital, Puebla, un lugar en donde lo moderno y lo histórico funcionan en perfecta sincronización. Es un lugar lleno de cultura, tradiciones y gastronomía, que es perfecto para todo tipo de turista. El primer lugar que visitaremos es la Catedral de Puebla, considerada como uno de los museos de arte novohispano más importantes del país por todas las obras que hay dentro del templo, es patrimonio de la humanidad y la primera iglesia mayor del nuevo mundo. Después visitaremos la Capilla del Rosario, ubicada dentro del templo de Santo Domingo, considerada como una de las obras arquitectónicas más impresionantes de todo México, pues está cubierta completamente de hoja de oro de 24 kilates, sin duda una visita obligada. Siguiendo nuestro recorrido visitaremos la Biblioteca Palafoxiana, considerada la primera biblioteca del continente americano, cuenta con una colección de casi 45,000 libros de todos los temas en 14 lenguas. Por último, visitaremos el Ex convento de San Francisco, que fue el primer convento que se estableció en Puebla y en donde venera el cuerpo incorrupto del beato Fray Sebastián de Aparicio. Se recomienda dar una vuelta en el zócalo para deleitarse con las construcciones que rodean la ciudad y pasearse por los tres portales que la rodean en donde podremos encontrar restaurantes para probar la deliciosa y mundialmente reconocida gastronomía de la ciudad. También se recomienda caminar por el callejón de los sapos para comprar artesanías típicas de Puebla y sus variados dulces tradicionales. Por último, se recomienda darse una escapada y visitar la Ex Hacienda de Chautla, un castillo rodeado de un lago en donde se puede visitar la ex hacienda o hacer actividades como pesca, andar en bicicleta o realizar un paseo en lancha.

Antes de llegar a nuestro último destino haremos una obligada parada en Chipilo, un pequeño pueblo de ascendencia italiana. En esta ciudad hermana de Segusino, Italia, sobresale su gastronomía y productos lácteos que te harán sentir en Italia. Es un pueblo donde todos se conocen, por lo que son muy amigables con todos los turistas que los visitan. Aunque el pueblo tiene estructuras sencillas, tiene mucha cultura que ofrecer. Aquí visitaremos la parroquia de la Inmaculada Concepción, con su fachada pintoresca y una imagen de la Virgen María y por dentro destaca un estilo siciliano con su larga alfombra roja y candelabros colgando. Se recomienda subir al Cerro de Grapa en donde encontrarás tres momentos, uno de la virgen del rosario, uno del sagrado corazón y un homenaje a los soldados italianos caídos en combate con una placa de conmemoración traída desde Italia.

La última parada de esta ruta es en el pueblo mágico de Atlixco, ubicado en las faldas del volcán Popocatépetl.

Es conocido por sus colores, su clima templado y sus flores que perfuman el pueblo, sin duda un lugar donde te podrás relajar y disfrutar de todo lo que tiene que ofrecer. Comenzamos con la visita al Antiguo Hospital de San Juan de Dios, el primer hospital de la villa fundado por los juaninos, ahora exhibe la Pinacoteca, un lugar donde se resguardan las obras de los artistas virreinales, Luis Berrueco y Pablo Talavera. Después visitaremos el Ex Convento del Carmen, una de las construcciones más antiguas de Atlixco. Aquí encontraremos dos museos, el primero es el Museo de Las Culturas del Valle en donde se exhiben objetos prehispánicos de diferentes religiones, el segundo es el Museo de Santa Clara donde se exhibe arte sacro de los principios del virreinato. Después visitaremos la Capilla de la tercera orden, con su fachada de estilo barroco y su delicado trabajo con argamasa e influencia indígena. Dentro de la capilla se encuentra un retablo con estilo barroco con esculturas y pinturas franciscanas. Después nos dirigimos al Palacio Municipal en donde nos encontraremos con grandes murales que cuentan diversos momentos importantes en la historia de Atlixco y portales forrados de talavera. Por último, caminaremos por el Zócalo del pueblo con estilo arabesco, en donde nos vamos a encontrar con un quiosco de dos pisos, puestos de helados con sabores exóticos, cafeterías y la Parroquia de la Natividad con altares de estilo churrigueresco. Se recomienda visitar lo viveros en donde te toparás con un paraíso de color y aroma, subir el Cerro de San Miguel para observar los volcanes Popocatépetl e Iztaccíhuatl y caminar por la avenida Hidalgo donde podrás ver casas de colores con balcones de herrería de Puebla y claro repletos de flores.

Partida de Puebla directo al aeropuerto de la Ciudad de México para abordar el vuelo con destino al país de origen.

¡Quiero saber más!

  • Este viaje incluye: hospedaje, transportación privada, guía durante todo el viaje, entradas y desayuno.
  • Contamos con al menos 2 salidas al año.
  • No incluye comidas ni cenas.
  • No incluye seguro de viajero.
  • Si necesitas más detalles, ¡escríbenos!

Actualización: Espacios agotados para el 2024, si te interesa inscribirte en la lista de espera, mándanos un mensaje.

    Diana González

    Te llevamos de viaje Boletos de avión Transportación terrestre Pregunta por nuestros tours completos